¿Qué debo hacer si padezco diabetes?

 ¿Qué debo hacer si padezco diabetes?

Algunos aspectos del tratamiento para los distintos tipos de diabetes se comparten y otros varían. Es importante que todos los días ingieras tus alimentos en un horario establecido, con ello se evitan variaciones en los niveles de azúcar en sangre, ya sean demasiado altos o demasiado bajos. El ejercicio es importante para controlar los rangos de glucosa y quemar el exceso de calorías y grasa, manteniendo así un peso saludable.
En el caso de la diabetes tipo 1, debido a que su aparición  puede ser súbita y con síntomas graves. En un principio se requiere de un estricto control sobre los niveles de azúcar en sangre y un chequeo médico semanal, hasta que se lograr tener bajo control las concentraciones de glucosa y que la enfermedad se vuelva estable.
En cualquier tipo de diabetes, las visitas regulares al médico son fundamentales para poder mantener vigilancia sobre cualquier complicación relacionada con la enfermedad que pueda surgir. Sin embargo, la persona más importante en el tratamiento eres tú mismo.
Pasos básicos para el cuidado de diabetes tipo 1 por parte del paciente:
Reconocer y saber cómo manejar niveles bajos (hipoglucemia) y altos (hiperglucemia) de azúcar en sangre.
Revisarse las concentraciones de glucosa en sangre, en casa y anotar los resultados; estos te indicarán qué tan bien estás manejando tu diabetes.
Llevar una dieta planeada, diseñada específicamente para controlar el padecimiento.
Saber cuál es la manera correcta de administrar la insulina.
Saber cómo controlar la glucosa en la sangre y las cetonas en orina.
Ajustar el consumo de insulina y la dieta dependiendo de la actividad física y cuando se está enfermo de algún otro padecimiento.
Adquisición y manejo de suministros para diabéticos.
En el caso de diabetes la medicación básica es la insulina, que permite que la glucosa ingrese correctamente en las células. El paciente con diabetes tipo 1 debe administrarse diariamente insulina, la cual se administra vía inyección subcutánea. Existen distintos tipos de insulina, las cuales varían en la velocidad en que hacen efecto y su duración, el médico es el encargado de seleccionar cuál es la mejor para cada paciente y las horas en las que debe administrarse.
Para pacientes con diabetes tipo 2 los cuidados son muy similares y prácticamente deben convertirse en hábitos.
En este caso, los medicamentos para mantener controlados los niveles de glucemia se administran vía oral o inyectada; pueden ser de una gran variedad y administrarse solos o combinados, según determine el médico.
En algunos casos, cuando pacientes con diabetes tipo 2, bajan su peso y aumentan su actividad física, manteniendo normales sus niveles de glucemia, pueden requerir de dosis menores de medicamento. Esto debido a que con una dieta saludable y en su peso ideal, el organismo puede controlar por sí solo los niveles de azúcar sanguínea.
Cuidado de los pies. Debido a los daños que provoca la diabetes en los vasos sanguíneos y en los nervios, las pequeñas llagas y heridas en la piel pueden convertirse en ulceraciones más profundas. Esto afecta especialmente los pies, y para prevenir complicaciones graves (amputaciones) es recomendable seguir los siguientes pasos:
Dejar de fumar.
Mantener controlada la concentración de azúcar en sangre.
Realizar al menos dos veces al año exámenes médicos en los pies y detectar daño en los nervios.
Cuida diariamente tus pies y observa en qué estado se encuentran.
Pon especial atención en utilizar el tipo correcto de zapatos.
El médico puede prescribir medicamentos u otros tratamientos para reducir sus probabilidades de desarrollar enfermedad ocular, enfermedad renal y otras afecciones que son más comunes en personas con diabetes.
Algunos estudios señalan que mantener factores como el azúcar y el peso controlados demoran o previenen (según el tipo de diabetes que se padece) que aparezcan problemas en los ojos, los riñones, sistema nervioso y corazón.
En caso de la diabetes gestacional, que se desarrolla en mujeres embarazadas, generalmente desaparece cuando nace el bebé, pero aumenta el riesgo de desarrollar diabetes más adelante. Para evitar cualquier complicación cuando se presenta se debes seguir el plan de alimentación y ejercitarte, examinar tu nivel de glucosa y tomar tus medicamentos.
Recuerda que los siguientes síntomas requieren de atención médica:
Malestar en el pecho.
Pérdida de conocimiento.
Convulsiones.
Dificultad al respirar.
Fuente
:www.clikisalud.net






  • Autor: www.clikisalud.net
  • Fecha: 2018-06-12