Liga Internacional de Diatléticos buscan mejorar la calidad de vida de diabéticos

La fundación Casa de la Diabetes y la Liga Internacional de Diatléticos trabajan en alianza para mejorar la calidad de vida de los niños y jóvenes con diabetes tipo 1, es decir aquellos pacientes denominados insulinodependientes.

Para el efecto se encuentra en Cuenca Gavin Griffins, un soñador inglés de 27 años, quien para financiar y consolidar su idea de la Liga, corrió 25 maratones en en mayo del presente año.

“Fue un reto loco pero fue algo que valió la pena, corrí las maratones en varios lugares de Gran Bretaña e Irlanda, lo más complicado fue correr y viajar el siguiente día al sitio de la nueva carrera”, dijo el emprendedor.

Lo particular del asunto es que Griffins es un estudiante de Literatura y para autofinanciarse trabaja como guía turístico. Es insulinodependiente.

Somos un grupo denominado Héroes Diabetes T1 con representantes en cada continente, Brasil y Ecuador en Sudamérica, tenemos una alianza global con pacientes tipo 1, puntualizó.

La Liga de Diatléticos, de la que la Casa de la Diabetes es su representante en Cuenca, inició el año pasado en Londres, Inglaterra, están activos 27 jóvenes en 17 países. En Cuenca se trabaja con alrededor de 60 pacientes de la Fundación.

Se trata de crear conciencia de que en la ciudad existe un lugar para beneficio de los pacientes con diabetes tipo 1, en octubre se inicia un proceso educativo a los pacientes y sus familiares, tienen que conocer que en la vida cotidiana, en el deporte, todo está permitido, siempre que sepan cómo hacerlo, expresó Daniela Molina, de la Casa de la Diabetes.

Los pacientes insulinodependientes, o con diabetes 1, fluctúan entre el momento del nacimiento hasta los 35 años de edad, pueden tener una vida totalmente normal pero se administran insulina por lo menos tres veces al día y se hacen control de glucometría en forma frecuente.

La diabetes tipo 2 es la de los adultos, de 35 años en adelante, sus desencadenantes y tratamiento son diferentes, se puede manejar con medicamentos orales o terapias combinadas.

El manejo de la diabetes T1 en el sector de niños y jóvenes es complicado, por eso se lo hace a través de los juegos al aire libre, el deporte, con ello se explica cómo funciona la insulina en el organismo, qué deben y no deben hacer, todo en una forma de terapia sicológica y emocional, porque la enfermedad es una fuerte carga, sostuvo Daniela Molina.

El dato

En América Latina el 8% de la población tiene diabetes en general, tipo 2, de ese porcentaje el 0.01% tiene diabetes tipo 1, es decir son insulinodependientes, usan insulina desde el mismo momento de su diagnóstico. (MCM)(I)

www.elmercurio.com.ec






  • Autor: Diario El Mercurio
  • Fecha: 2018-09-27