Problemas de la diabetes en el embarazo

Las mujeres embarazadas con diabetes tipo 1 o tipo 2 que no controlan sus niveles de azúcar en la sangre pueden sufrir problemas de salud al igual que sus bebés:

Defectos de nacimiento

Los órganos del bebé se forman durante los primeros dos meses del embarazo, a menudo antes de que la mujer sepa que está embarazada. El azúcar en la sangre que no está controlada puede afectar esos órganos mientras se están formando y causar graves defectos de nacimiento en el desarrollo del bebé, como del cerebro, la columna vertebral y el corazón.

Un bebé demasiado grande

La diabetes que no se controla bien causa un aumento en el azúcar de la sangre del bebé. El bebé está “sobrealimentado” y crece demasiado. Además de causar incomodidades en los últimos meses del embarazo, tener un bebé demasiado grande puede causar problemas durante el parto tanto para la madre como para él. Puede ser que la madre necesite una cesárea para poder dar a luz. También es posible que el bebé nazca con daño en los nervios debido a la presión en los hombros durante el parto.

Cesárea

La cesárea es una operación para sacar al bebé a través del vientre de la madre. Una mujer con diabetes mal controlada tiene una probabilidad más alta de requerir una cesárea para dar a luz al bebé. Cuando el bebé nace por cesárea, a la madre le toma más tiempo recuperarse del parto.

Presión arterial alta (preeclampsia)

Cuando una mujer embarazada presenta presión arterial alta, proteína en la orina y una inflamación frecuente en los dedos de las manos y los pies que no se alivia, puede ser que tenga preeclampsia. Este es un problema grave que amerita ser vigilado muy de cerca por el doctor. La presión arterial alta puede causar daños tanto a la madre como a su bebé en gestación. Puede provocar un nacimiento prematuro del bebé y también convulsiones o accidentes cerebrovasculares (un coágulo sanguíneo o sangrado en el cerebro con posible daño cerebral) en la mujer durante el trabajo de parto y el alumbramiento. Las mujeres con diabetes tienen presión arterial alta con más frecuencia que las mujeres que no la tienen.

Nacimiento prematuro (antes de término)

Un bebé que nace de manera muy prematura puede tener complicaciones, como problemas para respirar, problemas cardiacos, sangrado en el cerebro, problemas intestinales o de la visión. Las mujeres con diabetes tipo 1 o 2 tienen más probabilidad de dar a luz a un bebé prematuro que las mujeres que no tienen diabetes.

Bajo nivel de azúcar en la sangre (hipoglucemia)

Las personas con diabetes que toman insulina u otros medicamentos para la diabetes puede que sufran una baja en su nivel de azúcar en la sangre. El bajo nivel de azúcar en la sangre puede ser grave y hasta mortal si no se atiende rápidamente. Las mujeres pueden evitar una disminución peligrosa de su azúcar en la sangre si vigilan cuidadosamente sus niveles y se tratan en forma oportuna.

Si la madre no se ha controlado su diabetes durante el embarazo, puede que los niveles de azúcar en la sangre del bebé disminuyan rápidamente después de nacer. Los niveles de azúcar del bebé se deberán mantener bajo observación durante varias horas después de su nacimiento.

Abortos espontáneos o mortinatos

Un aborto espontáneo es la interrupción de un embarazo antes de las 20 semanas. El mortinato ocurre después de 20 semanas de gestación. Los abortos espontáneos y los mortinatos pueden ocurrir por varias causas. Una mujer que tiene diabetes no controlada tiene una probabilidad mayor de tener un aborto espontáneo o un mortinato.

Fuente: www.fundaciondiabetes.org






  • Autor: www.fundaciondiabetes.org
  • Fecha: 2018-10-25