Estudio sobre el acceso a medicamentos esenciales detecta una importante brecha

Un estudio reciente, publicado en The Lancet Diabetes and Endocrinology , sugiere la existencia de una gran discrepancia entre la disponibilidad y la asequibilidad de los medicamentos esenciales para la diabetes entre países de ingresos altos, medios y bajos.

El objetivo del estudio era examinar la disponibilidad y la asequibilidad de metformina, sulfonilureas e insulina en múltiples regiones del mundo y analizar sus efectos sobre el uso de dichos medicamentos. Lo que han descubierto los investigadores es fue que las personas que viven en países de ingresos bajos y medios tienen más dificultades para encontrar y costear los medicamentos esenciales para su afección que las personas que viven en países más ricos.

Para evaluar la asequibilidad o disponibilidad de los medicamentos contra la diabetes, los investigadores analizaron datos recopilados en farmacias y a partir de encuestas realizadas a más de 156.000 personas, de 35 a 70 años de edad, en 604 comunidades de 22 países. Se consideró que los medicamentos eran asequibles “cuando el coste de los medicamentos era inferior al 20% de la capacidad de gasto (los ingresos del hogar menos el gasto en alimentos)”.

La metformina estaba disponible en todas las farmacias de los países de altos ingresos, y aproximadamente en el 88% y el 86% de las farmacias en los países de ingresos medios-altos y los países de ingresos medios-bajos, respectivamente. En los países de ingresos medios-bajos, el medicamento genérico estaba disponible en el 64% de las farmacias, con la excepción de India, donde estaba disponible en todas las farmacias incluidas en el estudio.

Más sorprendentemente, la insulina, una hormona inyectable que puede significar vida o muerte para las personas con diabetes tipo 1, estaba disponible en el 93,8% de las farmacias en los países de altos ingresos; en el 40,2% en países de ingresos medios-altos; en el 29,3% en países de ingresos medios-bajos; y solo en el 10,3% en países de bajos ingresos, excepto India (76,1%).

Los datos del estudio revelaron que el porcentaje de hogares que no podía pagar la insulina era del 3% en los países de altos ingresos, en marcado contraste con el 63% de los hogares en los países ingresos bajos.

Entre las personas con diabetes que participaron en el estudio (13, 569), el 74% de los pacientes en los países de altos ingresos tuvo acceso a medicamentos para tratar la diabetes, en comparación con el 30% de las personas con diabetes en los países de bajos ingresos.  Tanto la disponibilidad como la asequibilidad iban fuertemente asociadas al uso de medicamentos contra la diabetes.

La disponibilidad y la asequibilidad de los medicamentos esenciales contra la diabetes son deficientes en países de bajos ingresos y, a menudo, no puede conseguirse en países de ingresos medios.  Hay marcadas discrepancias mundiales. Se deben tomar medidas para aumentar la concienciación sobre la asequibilidad y el acceso, aumentar la presión sobre los gobiernos para mejorar las medidas y que las partes interesadas en la diabetes aumenten sus esfuerzos de promoción y defensa pública por el bien de todas las personas que viven con diabetes.

 

Fuente: https://diabetesvoice.org/






  • Autor: Diabetes Voice
  • Fecha: 2018-11-27